©2018 by Mision Santa Teresa de Avila - Montreal. Proudly created with Wix.com

SACRAMENTO DE LA CONFIRMACION                                   

QUIÉN ES EL ESPIRITU? ¿NO HEMOS OIDO HABLAR DE ÉL?

OBJETIVO: Que los jóvenes descubran la dimensión personal y afectiva del Espíritu santo.

PUNTOS DOCTRINALES:

  •  El Espíritu Santo nos fue dado desde nuestro bautismo.

  • Jesús nos promete la presencia viva del Espíritu santo

  • Jesús nos presenta la dimensión humana del Espíritu santo.

 

MENSAJE A TRASMITIR EN ESTA CATEQUESIS:

Las personas normalmente son conocidas por su nombre, por su cargo o por sus obras; El Espíritu santo ha tenido una evolución en su relación con la humanidad: en el Antiguo Testamento se le relaciona con la naturaleza, ejemplo: aire, agua, etc. Con la llegada de Jesús, en el nuevo testamento se nos presenta con las características de una persona: el protector, el consolador, el abogado, el espíritu de Verdad, de Dios, de adopción. Es decir, nos lo presenta más cerca al ser humano.

El Papa Benedixto XVI explica a los jóvenes el Espíritu Santo

Fue en Sydney, Australia y aprovecho una imagen de una paloma que simbolizaba el Espíritu Santo, A continuación, el Pontífice les explicó quien era el Espíritu Santo, del que dijo "es la Persona olvidada de la Santísima Trinidad".

"Ciertamente, la sociedad hoy está siendo fragmentada por cierta forma de pensamiento que ignora los verdaderos principios, los que nos permiten vivir y florecer en unidad, orden y armonía", aseguró.

Luego señaló las dificultades de la tarea de explicar el Espíritu Santo cuando dijo "parece ser que entenderlo claramente está más allá de nuestro alcance".

El Papa destacó que básicamente el papel del Espíritu Santo es el de "cumplir el trabajo de Cristo".

Benedicto XVI se ayudó después de San Agustín para presentar al Espíritu Santo como el enlace de la unidad entre la Santísima Trinidad: unidad como comunión, unidad deamor que habita y unidad de dones y ofrecimiento".

Al final, Benedicto XVI nos recordó "Que, el Espíritu Santo dirige nuestros pasos para seguir a Jesucristo en el mundo de hoy, que espera de los cristianos una palabra de aliento y un testimonio de vida que inviten a mirar confiadamente hacia el futuro".

 

¿Quién guía a la Iglesia?

El Espíritu Santo actúa, sobre todo, en la misión de la Iglesia, testimoniando que la Iglesia es una obra divina, que, pesar de las apariencias humanas, es Dios quien conduce la Iglesia: El Espíritu Santo la guía en su misión, la acompaña con signos y prodigios sorprendentes en su acción que dan testimonio del Señor resucitado, y se deja constancia de su acción continua, manifestada especialmente en la comunión fraterna de las comunidades cristianas

La acción de Espíritu Santo en el que escucha la Palabra de Dios

Hoy Dios tiene repite su historia de amor con el hombre contigo, conmigo y con cada uno de los hermanos. Y lo hace en el anuncio y la acogida de la Palabra de Dios, que no se realiza sin el Espíritu, que actúa tanto en el que proclama la Palabra y también en el que la escucha. Sin el Espíritu el predicador sólo pronuncia palabras humanas, y si el Espíritu no actúa en quien escucha la predicación, éste únicamente oye palabras humanas

 

 

 

 Para qué se nos da el Espíritu?

La vida cristiana es una vida que está llamada a la plenitud, a la santidad. Es el Señor Jesús el que en su palabra y en su vida nos va indicando el camino a seguir para alcanzar la santidad. El Espíritu Santo es quien va haciendo en nosotros esa santidad. Para ello nos concede sus frutos y sus dones.

Juan 14, 15-18. 25-26

No os dejaré huérfanos

Si me amáis guardaréis mis mandamientos. Yo rogaré al Padre para que os envíe otro Defensor que os ayude y esté siempre con vosotros: el Espíritu de la verdad. Los que son del mundo no pueden recibirle, porque ni le ven ni le conocen; vosotros, en cambio, le conocéis, porque vive en vosotros y está en medio de vosotros. No os dejaré huérfanos; volveré a estar con vosotros.

Os he dicho todo esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho.

Hechos 1, 7-8

Recibiréis al Espíritu Santo para ser mis testigos

No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con su autoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los confines del mundo.